Español

Sexo y Muerte y RRD

Terry Gibson, Director de Operaciones de GNDR
Dos frases con un significado especial: 'cooperación internacional' y 'responsabilidades comunes pero diferenciadas', mantienen las negociaciones sobre el nuevo marco para la Reducción del Riesgo de Desastres "dando vueltas y vueltas, y no van a ninguna parte", dice Terry Gibson en su último artículo sobre Sendai.

[por Terry Gibson | 3ª WCDRR en Sendai | 16 de marzo del 2015 | Día 3]

Un punto de vista personal*

Otra noche de prolongadas negociaciones sobre la redacción del nuevo marco para la reducción de desastres. Nadie parece saber a qué hora terminarán esta noche: ya son más de las 23 h. Todo se reduce al dinero, y hay dos frases que tienen un significado especial: 'cooperación internacional' y 'responsabilidades comunes pero diferenciadas’. Ambas tienen que ver con que los países más ricos aporten dinero a los países más pobres para las medidas de reducción del riesgo de desastres; como las que podrían reducir la devastación de Vanuatu causada por el ciclón tropical Pam. Proponer una conversación sobre dinero en estos términos codificados difusos sugiere que estos temas son tabú, como el sexo y la muerte. Mis colegas informan que las conversaciones conjeturales y avergonzantes dan vueltas y vueltas, y no van a ninguna parte -acaban de informarnos que las negociaciones continuarán durante toda la noche-. Aún más perverso es que al menos una de las negociaciones trata en realidad sobre el sexo: con un Estado objetando el término ‘vulnerable’, como si este implicara que ellos tienen la responsabilidad por el bienestar de los homosexuales. Cuando visité la sala de negociaciones se estaba dando una discusión breve sobre el lugar adecuado para poner la palabra ‘relevante’ en una oración. En estas circunstancias un buen consejo podría ser que simplemente la quiten.

¿Cómo se ha llegado a este punto? Nuestra colega Lucy que está en la sala, nos informa con poca energía, que las discusiones que se llevan a cabo ahora están repitiendo puntos tratados hace meses. La discusión no trata sobre la búsqueda de un objetivo común, sino sobre la defensa de los objetivos individuales. Respecto a esto, es similar a muchos de los eventos que se celebran en la conferencia que, aunque organizados con la intención de iluminar temas particulares, son a veces una especie de babel de representantes de diferentes organizaciones saboreando los pocos minutos que tienen disponibles, cuando el presidente les dice 'tiene la palabra', para impulsar su propio proyecto o punto de vista. A falta de un objetivo común, las Naciones Unidas se convierten en las naciones desunidas: defendiendo adecuadamente los intereses de sus propios países, a falta de una visión convincente de hacer algo diferente. Solo puedo pensar en dos maneras en que esto podría remediarse:

La opción uno es la interrupción. Con esto me refiero a cualquier acontecimiento perturbador importante que mueva a la acción. La caída del muro de Berlín y el desmantelamiento del apartheid, no se lograron por medio de negociaciones detalladas sobre marcos o tratados, sino a través de la interrupción que creó la energía suficiente para impulsar la acción para el cambio. Si el mundo se enfrentara a un gran desastre inminente (posteriormente convertido en una película de taquilla exitosa protagonizada por Tom Cruise), entonces las naciones de hecho comenzarían a estar Unidas. Las personas trabajarían juntas, aceptando la necesidad de consenso y el compromiso por el bien superior. Esperemos no tener que enfrentarnos a esa posibilidad, así que solo puedo considerar otra opción.

La segunda opción es el liderazgo. Conseguir que cualquier grupo dispar converja en una posibilidad requiere determinar una visión fuerte y convincente; algo a lo que la gente quiera suscribirse; algo que los Gobiernos reconozcan como una meta que vale la pena (de lo contrario, se enfrentarían a la presión social para que continuase). El liderazgo no tiene por qué ser autocrático o dominante, puede ser una cuestión de entender al grupo, interpretar la necesidad y conformar una visión, que sea atractiva y creíble. Dentro de nuestra propia red, que es totalmente voluntaria, tiene que haber una visión convincente para alentar a sus miembros a que inviertan esfuerzos en su materialización. El liderazgo, me parece a mí, es lo que falta. Hay un vacío de liderazgo, visión, metas claras y convincentes, y sin este enfoque nítido, las naciones comprensiblemente se retiran a sus propios intereses. En la estructura actual ese papel recae en UNISDR. Fácil de decir desde fuera, pero no veo ninguna otra entidad que pueda proporcionar ese ímpetu, y lo que hemos visto en la práctica es una negociación mediocre y prolongada, sin ningún premio de oro suspendido justo fuera del alcance, al que poder aferrarse. La mayoría acepta que en este caso la suerte está echada. Por lo menos, todos los involucrados pueden aprender de esta experiencia. Lamentablemente, la historia tiende a repetirse. Debe ser así, nadie escucha.

*El título debe cantarse con la melodía de ‘Sexo, drogas y rock ‘n’ roll' de Ian Dury y los Blockheads
[Https://www.youtube.com/watch?v=kEUX9k0npgA]

Únete a GNDR como miembro

Contactos

Teléfonos: +44 208 977 7726 | 1833 | 2860

Correo electrónico: info@gndr.org

Únete a la conversación

Nos apoyan

European Commission words under blue flag with yellow stars    
usaidhorizontal small
UK Government logos 2012 UK AID    australian aid blue and red
Switzerland logo-ministry-of-foreign-affairs
GIZ on behalfof BMZ
Sverige Sweden SIDA Logo

Dirección

Oficina del Nodo Global

Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil
para la Reducción de Desastres
8 Waldegrave Road, Teddington,
Londres
TW11 8HT
Reino Unido

Nodos Regionales »

Miembro de