Español

Mentiras, malditas mentiras, y estadísticas

Ben Wisner, reconocido académico y miembro de GNDR
Ben Wisner, miembro de GNDR y reconocido académico, responde con sus primeras impresiones sobre los siete objetivos del MAH2, aún en discusión al día de hoy, 17 de marzo, ya que las negociaciones aún continúan durante toda la noche previa al día final y cierre de la conferencia.

[por Ben Wisner | 3ª WCDRR en Sendai | 18 de marzo del 2015 | Día 5]

Los siguientes son mis pensamientos iniciales sobre los objetivos del MAH2 el día 17 de marzo del 2015, antes de que concluyan las negociaciones el día 18 de marzo y se acuerde un texto final.

1) Reducir sustancialmente, para el año 2030, la mortalidad global provocada por desastres, proponiéndose reducir el promedio a 100 000 muertes alrededor del mundo, entre los años 2020 y 2030, en comparación con el período entre los años 2005 a 2015.

¿Qué se considera ‘sustancial’? ¿La media alrededor del mundo, por regiones o por país? Eso es muy importante. ¿La vida de quién importa? ¿Son algunas vidas más valiosas que otras? ¿Por qué se hace un énfasis en las regiones y grupos de personas que se enfrentan a los mayores peligros mortales? Además, aquí hay un truco estadístico. Aunque se redujeran las muertes incluso a un tercio, 100 000 seguirían representando un gran número de muertes en algunas regiones del mundo, debido a su alta tasa de crecimiento de la población y al mayor número de población total expuesta en el año 2030. ¿Eso es aceptable?

2) Reducir sustancialmente, para el año 2030, la cantidad de personas afectadas, proponiéndose reducir el promedio a 10 000, entre los años 2020 y 2030, en comparación con el período entre los años 2005 a 2015.

'Afectados' nunca ha estado bien definido. ¡Aquí está otra vez!

Ambos objetivos, el uno y el dos, están definidos muy vagamente, elaborados a lo largo de un período demasiado extenso de tiempo, y propensos a la manipulación, ya que se expresan en términos de 'promedios'.

3) Reducir, para el año 2030, la pérdida económica causada directamente por desastres, en relación con el producto interno bruto (PIB) mundial.

El objetivo número tres es incluso mucho menos riguroso que el uno y el dos. El adverbio 'sustancialmente' ha desaparecido. Entonces, ¿qué escala de ‘reducción’ de la pérdida económica causada directamente por desastres podría satisfacer este objetivo? El uso de un ratio ('en relación con el PIB mundial’) le ofrece a los autores del MAH2 una gran puerta de escape: el PIB mundial sólo tiene que crecer más rápido que la pérdida por desastres para reducir el ratio. Así que, de hecho, ¡la cantidad absoluta de pérdidas por desastres ni siquiera tiene que verse reducida! Tristemente, la suposición implícita del crecimiento continuo demuestra que los autores no han tenido en cuenta la advertencia contenida en la propia Evaluación Mundial para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015 de UNISDR; ni la de la investigación de Sasakawa, laureada en el 2015; ni la de Allan Lavell; ni la de muchos otros que afirman que el propio crecimiento económico en su forma actual es uno de los principales impulsores del aumento del riesgo de desastres.

4) Reducir sustancialmente los daños por desastres causados a la infraestructura crítica y la interrupción de los servicios básicos, entre ellos, los servicios de sanidad y educación en particular, mediante el desarrollo de su resiliencia para el año 2030.

El objetivo número cuatro es una frase compuesta muy peligrosa. Agrupa la ‘infraestructura crítica’ con los ‘servicios básicos’. Las empresas, incluidos los inversores extranjeros, observan atentamente la ‘infraestructura crítica’, y exigen su seguridad. Es así que ciertos enlaces ferroviarios, ciertos caminos y aeropuertos, y los servicios de Internet serán, sin duda, fortalecidos y más resilientes. Sin embargo, muchas de las inversiones corporativas cuentan con sus propias fuentes de energía y tratamiento de aguas in situ. Se podría mejorar considerablemente la resiliencia de las ‘infraestructuras críticas’, sin la atención correspondiente a los ‘servicios básicos’ de los que la gente común depende. ¿Cuál es el compromiso real del MAH2 de proveer de caminos resilientes a los desastres desde la finca al mercado, de drenaje urbano, de abastecimiento de agua potable y de saneamiento adecuado? En cuanto a la atención sanitaria, el saneamiento y el abastecimiento de agua, no se puede hacer 'resiliente' lo que no existe. Entonces, ¿también se compromete el MAH2 a trabajar, en primer lugar, para la prestación de estos servicios básicos?

5) Aumentar sustancialmente para el año 2020 el número de países con estrategias nacionales y locales para la reducción del riesgo de desastres.

Ya hay muchos países con estrategias nacionales en el papel. Así que el nuevo elemento aquí es la palabra 'local'. Pero, ¿cómo se pueden desarrollar estrategias locales si entre estos siete objetivos no hay ninguno respecto al aumento de la cantidad o porcentaje de recursos para la RRD gestionados por las unidades de gobierno local, ni nada respecto al aumento de la cantidad de asociaciones de Gobiernos locales con la comunidad? (Véase también el objetivo número siete a continuación).

6) La cooperación internacional -aún está por acordarse-.

Propuesta de texto para futuras negociaciones: mejorar sustancialmente, para el año 2030, la cooperación internacional para los países en vías de desarrollo, mediante la provisión de apoyo adecuado y sostenible que complemente la acción nacional para la aplicación de este marco.

7) Aumentar sustancialmente, para el año 2030, la disponibilidad y el acceso a sistemas de alerta temprana de múltiples amenazas, y la información y evaluaciones del riesgo de desastres para las personas.

La frase 'para las personas' revela la mentalidad de los autores. Ellos aún no respetan ni reconocen los conocimientos y habilidades que posee la gente común, y que utilizan para protegerse a sí mismos y los unos a los otros en sus pueblos y barrios. No hay nada en estos siete objetivos que dé prioridad al fortalecimiento de las capacidades de las comunidades, al empoderamiento de las administraciones locales y de las comunidades para formar alianzas, o al desarrollo de mecanismos que les permitan a las comunidades exigir la rendición de cuentas a los Gobiernos nacionales por no controlar el mal uso de la economía y del poder económico, que crea nuevos riesgos de desastres.

ACTUALIZACIÓN: Con la firma del documento, de una sola página, Declaración de Sendai, los Gobiernos internacionales han adoptado oficialmente el 18 de marzo del 2015 el nuevo marco internacional para la reducción del riesgo de desastres, después de negociaciones maratonianas que llevaron casi 40 horas seguidas. El documento se llama Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030.

Únete a GNDR como miembro

Contactos

Teléfonos: +44 208 977 7726 | 1833 | 2860

Correo electrónico: info@gndr.org

Únete a la conversación

Nos apoyan

European Commission words under blue flag with yellow stars    
usaidhorizontal small
UK Government logos 2012 UK AID    australian aid blue and red
Switzerland logo-ministry-of-foreign-affairs
GIZ on behalfof BMZ
Sverige Sweden SIDA Logo

Dirección

Oficina del Nodo Global

Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil
para la Reducción de Desastres
8 Waldegrave Road, Teddington,
Londres
TW11 8HT
Reino Unido

Nodos Regionales »

Miembro de