Español

La novena edición del Foro Urbano Mundial

La Coordinadora de promoción y aprendizaje de GNDR, Valeria Drigo, comparte los aspectos más destacados del 9 º Foro Urbano Mundial que tuvo lugar en Kuala Lumpur, Malasia. 

Más de 20.000 personas de 165 países se reunieron en Kuala Lumpur la semana pasada en la novena edición del Foro Urbano Mundial, uno del mayores foros técnicos no legislativos de expertos, políticos y líderes de los gobiernos locales, ONGs y profesionales en la campo del desarrollo urbano sostenible. El tema de este año se centra en la aplicación de la nueva Agenda urbana, que fue aprobada en Quito, Ecuador en el año 2016. "Ciudades 2030, ciudades para todos": en un mundo donde más de la mitad de la población vive en entornos urbanos, planear un urbanismo sostenible es esencial. La urbanización ha sido a menudo vista como un reto, algo que debe ser abordado y resuelto. Sin embargo, la nueva Agenda urbana marca un cambio de paradigma importante: la urbanización puede ser una poderosa herramienta para el desarrollo sostenible, siempre que esté bien gestionada. Durante el foro, los gobiernos locales y diversas partes interesadas se reunieron para compartir éxitos importantes, lecciones aprendidas y continuos desafíos en la implementación de la nueva Agenda urbana.

Fue una semana de interesantes discusiones y muy perspicaces ejemplos de éxitos. Para alguien que viene desde la perspectiva de reducción de riesgos a nivel local, parecía evidente que los vínculos entre RRD y el desarrollo urbano sostenible son fuertes. Con 6 de cada 10 personas que ya viven en entorno urbano y con este número aumentando rápidamente, los gobiernos locales son cada vez más responsables del aumento del bienestar de los individuos. Si consideramos que el 80% de las ciudades más grandes del mundo son vulnerables a los peligros naturales, no supuso ninguna sorpresa que la reducción de riesgo y la resiliencia se destacaran como uno de los temas principales del foro. El desarrollo urbano no puede ser sostenible si no incorpora un enfoque de resiliencia que apunte a reducir las amenazas a las que se enfrentan las comunidades. 
Las historias de ciudades y entidades subnacionales en las que el desarrollo se ha combinado con la resiliencia muestran que esta combinación es ganadora, una práctica que debe ser adoptada ampliamente.


Un ejemplo es el estado de Selangor en Malasia, donde la tecnología está siendo utilizada para promover el desarrollo sostenible, aprovechando las soluciones de Internet de las cosas y las oportunidades ofrecidas al estado por la ola de urbanización continua. Selangor Smart es una iniciativa que abarca 12 diferentes dominios, desde la infraestructura, la gestión de residuos o la gestión de desastres, hasta la educación, basado en las prioridades identificadas por los propios ciudadanos.


O la ciudad de Santa Fe, en Argentina, donde 80 hectáreas de tierras inhabitadas están siendo revitalizadas para mejorar la gestión del crecimiento urbano. El proyecto del Parque del Norte tiene como objetivo mejorar en su conjunto las condiciones de vivienda, las oportunidades de empleo y la gestión tanto del medio ambiente como de los riesgos.

Localización, inclusión e integración

Estos son para mí los tres puntos principales de los debates en el foro. La nueva Agenda urbana en primer lugar, pero también todos los principales marcos internacionales, deben ser contemplados al nivel local, y los actores locales deben tener los medios para garantizar una aplicación eficaz. Es necesario un enfoque integrador que reúna a todos los actores interesados y adopte una visión integral del desarrollo local, teniendo en cuenta que las prioridades locales a menudo interfieren los objetivos internacionales establecidos diferentes agendas.


Mientras que los gobiernos locales tienen la responsabilidad principal de garantizar el desarrollo sostenible de las ciudades y asentamientos, el foro también destacó la necesidad de inclusión de la sociedad civil en la creación de estrategias y políticas urbanas. La sociedad civil fue reconocida como un actor importante, que nos acerca a las perspectivas de las comunidades que suelen ser más conscientes los riesgos y amenazas a los que se enfrentan.


El programa de GNDR Primera Línea (Frontline), presentado durante algunos eventos paralelos al foro, fue utilizado para exhibir ejemplos donde se utilizó información local sobre los riesgos para la alimentación del desarrollo de políticas y prácticas a nivel local y nacional. Aportamos experiencias de Camerún, Indonesia, India y Honduras, para demostrar el papel de las organizaciones de la sociedad civil en expresar las prioridades de las comunidades locales. También destacamos cómo las comunidades no distinguen entre los impactos o los desastres, el cambio climático o el desarrollo insostenible, sino consideran todas las amenazas en un enfoque holístico: como resultado, las soluciones locales a menudo no son sólo los más eficaces, sino también la mejor manera de lograr la integración en la aplicación de los marcos internacionales.

El foro demostró que existe una clara necesidad para la integración de todos los marcos internacionales y agendas para el desarrollo, tal y como las ciudades y las comunidades locales más apartadas administran sus prioridades y esfuerzos de desarrollo de manera integral de manera natural.

Valeria Drigo

Related items

Únete a GNDR como miembro

Contactos

Teléfonos: +44 208 977 7726 | 1833 | 2860

Correo electrónico: info@gndr.org

Únete a la conversación

Nos apoyan

usaidhorizontal smallSwitzerland logo-ministry-of-foreign-affairslogo-dfid-1000px

Dirección

Oficina del Nodo Global

Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil
para la Reducción de Desastres
8 Waldegrave Road, Teddington,
Londres
TW11 8HT
Reino Unido

Nodos Regionales »

Miembro de