Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 1715
Español

Cuando lo excepcional se convierte en algo normal

Floods in Central America Floods in Central America

Mes 1 del blog de la campaña 365 desastres. Una visión personal de cómo la prensa y las autoridades ignoran esos desastres "cotidianos" que suceden a diario en todo el mundo.  Por Jesús Cordero, Coordinador de Comunicaciones de GNDR.


Recuerdas el momento en que estabas vadeando el agua turbia que te llegaba hasta las rodillas a través de la aldea. Pasas junto a la mula muerta, con sus ojos todavía abiertos. Ves ese coche contra un árbol, ahora camuflado por el barro, como si quisiera treparlo. Ya pasó lo peor de las lluvias torrenciales. Aún queda lo peor para la comunidad. Sin un lugar seco donde dormir, poca agua potable y alimentos, más de 300 almas abarrotan el centro comunitario, del tamaño de una cancha de baloncesto.

Hay muy poco que se pueda hacer, excepto esperar a que las aguas retrocedan, por lo general en dos semanas. A veces incluso tardó hasta un mes. El olor impregna tu olfato, incluso antes de pasar la puerta. El sudor humano, el humo de las pequeñas cocinas, la ropa húmeda, los bebés sucios y los animales mojados. Te preguntas cómo la gente espera, sentada o de pie, hablando casualmente entre sí como si esta fuera la situación más normal. Entonces recuerdas que para ellos sí lo era. Los aldeanos que buscaban refugio en ese espacio estrecho habían pasado por inundaciones y reconstruido sus hogares cada año durante los últimos 30 años.

Don Silvano los había vivido todos. Él te contó que los equipos de televisión y medios de comunicación procedentes de Tegucigalpa solían hacer grandes aspavientos años atrás, pero cuando vienen a filmar hoy en día casi parecen decepcionados al saber que nadie ha muerto. Los periodistas preguntan por los alrededores "¿cómo es que nadie se ahogó?", antes de regresar a sus escritorios para informar que no hubo ningún desastre. Pero, ¿sabes por qué ya nadie se ahoga? Muchos voluntarios de la comunidad y ONGs como la tuya, han trabajado duro en la preparación ante los desastres en los últimos años. Un nombre extravagante para construir un centro comunitario en la parte más alta del pueblo, y hacer sonar una sirena de alarma muy fuerte advirtiendo a las familias que el río está a punto de inundarse.

Puede que tú no seas de Honduras, o puede que no hayas vivido inundaciones como éstas. En cambio, puede que hayas visto los impactos de grandes deslizamientos o avalanchas, o que hayas visto las decenas de personas que buscan refugio en la frontera debido a la inestabilidad. Pero tú sabes que estoy hablando de los desastres cotidianos, y cómo se han convertido en algo normal para muchos. Simplemente, una parte del ciclo de la vida, como el sol naciente o las nubes que van y vienen. Y también sabes que estos desastres no tienen por qué ser parte de la vida cotidiana. Pueden prevenirse y se pueden reducir sus impactos. Si suceden, deberían ser una excepción, y no la norma.

Algunos miembros de GNDR han comenzado la #365disasters campaign (campaña 365 desastres) para recordar a los gobiernos, donantes, instituciones y ciudadanos de todo el mundo que no hay un solo día del año en que las personas no mueran, sufran lesiones o pierdan sus hogares y medios de vida por razones que pudieron prevenirse. Ellos han estado tuiteando un desastre al día de alrededor del mundo, y continuarán haciéndolo todos los días durante un año entero. De hecho, en un sólo mes, la campaña ha publicado en Twitter dos o más desastres al día. Además, la campaña # 365desastres ha publicado un mapa del mundo con enlaces a fotos de estos desastres para demostrar que suceden en todas partes. Inundaciones, tornados, inestabilidad, epidemias, tormentas, volcanes, deslizamientos de tierra, todos denunciados en sólo un mes. Después de un año, los 365 ejemplos de todo tipo de desastres, que suceden en todo el mundo, se convertirán en evidencia sustancial para exigir un cambio.

Las comunidades pueden hacer mucho para ayudarse a sí mismas, pero hasta cierto punto. Si no se les recordamos constantemente a los gobiernos y agencias sobre los desastres a pequeña escala, no les prestarán atención. Dado que las agencias de noticias lo han convertido en algo normal, sólo se informa de los desastres excepcionalmente grandes. Sin embargo, la prensa no debería dictar quién es digno de ayuda y compasión. En tanto los medios priorizan los desastres a gran escala, cuando Primera Línea le pidió a las comunidades que priorizaran las amenazas que afrontan, el 90% de las respuestas fueron las amenazas recurrentes a pequeña escala, las cuales no atraen a los titulares. Aquí es donde puedes ayudar enormemente, porque tienes el poder de contarle al mundo acerca de los desastres que ocurren en tu país todos los días.

Lluvias torrenciales, huracanes, erupciones volcánicas, terremotos: todos volverán a ocurrir. Debido a que son parte de la naturaleza. Sin embargo, no son desastres. Se puede prevenir su impacto. Puedes unirte a los miembros de GNDR que están a cargo de esta campaña, para garantizar que estos desastres a pequeña escala no sean ignorados, que estén incluidos en las bases de datos nacionales e internacionales, y que se aborden en las políticas y proyectos. Sólo entonces, la próxima vez que una comunidad se inunde, no se perderán vidas humanas, habrán menos casas dañadas, y la infraestructura básica no se arruinará. Puedes ayudar a los miembros de GNDR que han iniciado esta campaña para revertir esta situación.

Hagamos que la denuncia sobre las personas que sufren los impactos de cualquier tipo de desastre, sin importar cuán grande o pequeño sea, se convierta en la norma y no en la excepción. En cambio, convirtamos en excepción que estas personas tengan que pasar por esto todos los días del año. Para participar en esta campaña envía un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o publica los detalles de los desastres de tu país en Twitter, usando el hashtag #365disasters.

Related items

Únete a GNDR como miembro

Contactos

Teléfonos: +44 208 977 7726 | 1833 | 2860

Correo electrónico: info@gndr.org

Únete a la conversación

Nos apoyan

European Commission words under blue flag with yellow stars    
usaidhorizontal small
UK Government logos 2012 UK AID    australian aid blue and red
Switzerland logo-ministry-of-foreign-affairs
GIZ on behalfof BMZ
Sverige Sweden SIDA Logo

Dirección

Oficina del Nodo Global

Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil
para la Reducción de Desastres
8 Waldegrave Road, Teddington,
Londres
TW11 8HT
Reino Unido

Nodos Regionales »

Miembro de